«

»

Imprimir esta Entrada

Infusiones vs Sobrepeso

Iinfusiones vs sobrepesonfusiones vs Sobrepeso

En esta época del año las infusiones pueden ser un excelente aliado de nuestra dieta. Podemos dejarlas reposar y beberlas frías, con hielo o llevarlas en un termo a la playa o piscina. Diuréticas, estimulantes, relajantes, saciantes, y mucho más!

Hierbas y Plantas Medicinales

Cómo aprovechar su potencial y saber elegir las indicadas.

Las infusiones de hierbas son un complemento recomendado en las dietas para bajar de peso. Son de distintos tipos:

Inhibidoras: crean una sensación de saciedad de corta duración, que tiene por finalidad “engañar”al estómago para que no sienta apetito.

Las infusiones edulcoradas con sacarina son grandes inhibidores del apetito (por ejemplo, una infusión de té rojo o Pu Erh). Tomar una infusión en las horas donde sueles caer en la tentación te ayudará a adelgazar (o a mantenerte en tu peso).

Termogénicas: aceleran el metabolismo e incrementan la quema de calorías. En este grupo encontramos al té verde, rojo y al mate.


Estimulantes: contienen sustancias como la cafeína, que aceleran el ritmo cardíaco, la circulación, la respiración y la digestión. Ejemplos de infusiones estimulantes son el café, el té y el mate.


Diuréticas: aumentan la secreción de orina por parte de los riñones. El abedul, ajenjo, ajo, alcaucil, angélica, anís, apio, arándano, cola de caballo, manzanilla, lúpulo, romero, tomillo y olivo son opciones que estimulan la diuresis.


Depurativas: tienen acción desintoxicante y eliminan toxinas a través de la transpiración y la orina. En general, las plantas diuréticas son también depurativas, por ejemplo el abedul, ajo, angélica, zarzaparrilla, borraja, caléndula y diente de león.


Pautas para tomar tisanas adelgazantes

Respeta el porcentaje de cada hierba que debes incluir en la tisana, en especial si está compuesta por varias plantas.

Endulza las tisanas con edulcorante; no utilices azúcar ni miel. También puedes probarlas sin endulzar, descubrirás nuevos sabores que te sorprenderán!

No se deben superar las dos o tres tazas diarias de infusión y, en algunos casos (como el té de sen) las cantidades deben ser aún menores.

Las infusiones deben tomarse recién hechas, con hierbas frescas y en ningún caso deben guardarse más de un día.

Las preparaciones que contienen diente de león pueden provocar mareos; en ese caso hay que consultar al médico antes de tomarlas.

Las personas con problemas cardíacos y de tiroides también deben tomar precauciones y consultar al especialista.

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://hidrolipoclasia.com.es/infusiones-vs-sobrepeso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *