Hidrolipoclasia y ejercicio físico. Aeróbicos: los más recomendados.

En Clínica Riba somos conscientes de la importancia del ejercicio físico. Estimulamos a nuestros pacientes a practicar el deporte o la actividad física preferida, porque además sabemos lo beneficioso que es hacerlo con ganas para así disfrutar mientras ganamos salud.

Los pacientes recurren a la Hidrolipoclasia buscando quitar esa grasa localizada en zonas “rebeldes” que a pesar de llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio no consiguen eliminar.

Cuando el tratamiento se ha hecho y el/la paciente están satisfechos con el resultado, comienza muchas veces el temor a que se puedan recuperar esos centímetros que por fin se han conseguido eliminar.

Siempre hacemos hincapié en que todo tratamiento médico-estético ha de ir acompañado con una alimentación equilibrada y ejercicio físico. Aunque en el caso de la hidrolipoclasia, la grasa extraída de una zona en concreto es muy poco probable que se recupere puesto que las células grasas en principio no se regeneran. Debería existir un aumento de peso considerado (más de 10 kg) para volver a acumular allí la grasa. Esto no es excusa para mantener una alimentación sana y equilibrada y practicar ejercicio. Puesto que la grasa tenderá a acumularse en otras zonas si el aumento de peso ocurre.

Debemos acudir a nuestro sano criterio y compensar si algún día nos “pasamos” con las calorías, ya sea consumiendo menos alimentos con aporte calórico importante durante un día ó bien elegir una tarde de aeróbicos quema grasas.

Aeróbicos en el gimnasio: ¿Cuál elegir?

Cinta, bicicleta, elíptica, escalador…

¿Con qué frecuencia hacer aeróbicos?

Lo ideal es no menos de tres veces por semana pero, si desea adelgazar, los especialistas recomiendan llegar a cuatro.

¿Es más importante el tiempo o la intensidad?

Para adelgazar, se necesita tiempo, no tanto intensidad. Las grasas comienzan a quemarse después de los 20 minutos de ejercicio aeróbico continuo. Todo lo que hagas por debajo de esa cantidad va a brindar otros beneficios (como prevenir los factores de riesgo cardiovascular) peor no sirve para bajar de peso.

Entonces, ¿cuánto tiempo hay que estar en la máquina?

Comienza con 20 minutos. Luego, ve agregando por semana de 2 a 3 minutos hasta llegar a un mínimo de 30 y un ideal de 45 minutos. Realízalo de manera continua, sin detenerte.

¿Qué máquina elegir?

Todas son efectivas. Acostumbrarse aun máquina sola puede ser un problema, porque cuando probamos una nueva, no sabemos hacerla rendir al máximo y, por lo tanto, quemamos menos calorías. La mejor opción es ir variando, porque evitamos el aburrimiento, las lesiones (porque no entrenamos siempre las mismas partes del cuerpo) y terminamos “controlando” a todas.

¿Es lo mismo hacer, por ejemplo, 30 minutos de cinta, que 10 de cinta, 10 de bicicleta y 10  de elíptica?

Si el instructor nos da la frecuencia cardíaca ideal de trabajo, se puede alternar entre varias máquinas. De esa manera, se estimula el aparato cardiovascular y quemamos igual cantidad de grasas que si caminamos muchos minutos seguidos en una cinta, algo que suele aburrir.

Uso la máquina todos los días pero no adelgazo, ¿por qué?

El ejercicio aeróbico es sólo una parte de un plan de adelgazamiento. Es necesario combinarlo con:

-Una dieta baja en calorías.
-Trabajo de fuerza (con aparatos  o pesas) para acelerar el metabolismo y aumentar la quema de calorías.

De los programas que ofrecen las máquinas, ¿cuál elegir?

No hay ninguno mejor o peor, eso depende de las necesidades personales. Todos los programas alternan intervalos intensos (más o menos prolongados según el programa escogido) con otros más suaves. Si eliges la opción “manual”, podrás decidir la intesidad y la duración de los mismos.

¿Por qué todos quieren usar la elíptica?

Es cierto, está muy de moda en los gimnasios. Su principal característica es la combinación del ejercicio en los miembros inferiores (principales músculos de las piernas) con el tren superior (brazos, hombros y abdominales). Es una muy buena alternativa para quemar grasas. Otro beneficio es que mantiene el pie apoyado, evitando lesiones.

¿El spinning es un buen quema-calorías?

Sí, quema muchas calorías: cerca de 450 en una clase de 45 minutos. Es una actividad divertida y un entrenamiento cardiovascular eficaz.
Tonifica los cuádriceps y los músculos externos del muslo de manera efectiva, porque, al hacer el mismo movimiento básico en forma continua, el trabajo se intensifica. Además, es un trabajo ameno que se acompaña de música.

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *