Ejercicio: remedio infalible para estar y sentirte joven. Toma nota!

Hacer alguna actividad física mejora la salud y alarga la vida pero además te mantiene joven por más tiempo. Se ha demostrado que hacer deporte mantiene el pelo y la piel con un aspecto mucho más joven y hace que los órganos funcionen mucho mejor que si no se hace ejercicio. La explicación: se ha comprobado que 30 minutos al día de deporte estimulan el organismo para que luche contra las moléculas que provocan el envejecimiento. Y además, se sabe que hay ejercicios que benefician a grupos celulares en concreto: combínalos y, si eres constante, en poco tiempo te sentirás más joven y vital.

Sentadillas fáciles: sirven para que el corazón bombee mayor cantidad de sangre y así nuestro cerebro se mantiene joven por más tiempo.

Ejercicio aeróbico: Ayuda a regular las hormonas femeninas. Si estas se mantienen en un nivel adecuado se evita la obesidad (principal impulsora del envejecimiento prematuro de las células) y la osteoporosis (que envejece los huesos). Ideal dar caminatas largas, correr, hacer natación, ir en bicicleta…

Cuida tus rodillas para que no acusen el paso del tiempo: La presión que soportan tus rodillas es 10 veces la de tu peso. Antes de los 40 no supone ningún problema porque la articulación está joven. Pero a partir de entonces, empieza a sufrir por el desgaste. Para fortalecerlas, ata unos sacos de harina en tus tobillos y siéntate en una sillas. Haz elevaciones lentas y controladas.

Evita la pérdida excesiva de tono en la parte interna de los brazos: Es una de las zonas del cuerpo qeu más tienden a perder tono debido a que no se suele ejercitar con los movimientos que solemos hacer a diario. Para que no ocurra: pasa una toalla o una goma elástica por detrás de tu espalda sujetando un extremo con la mano izquierda a la altura de los glúteos y el otro con la mano derecha por detrás del hombro de este lado. Estira al máximo el brazo derecho y después vuelve a aflojar la tensión.

Diez minutos para movilizar grasas: Ya sabes que la presencia de grasa activa el daño celular. Por ello, cualquier pequeño esfuerzo por movilizar estos depósitos será bien recibido por tu organismo. Si tienes poco tiempo, dedícale al menos 10 minutos. Estudios recientes demuestran que realizar sesiones cortas de ejercicio diario también logra quemar las grasas. Y si lo haces por la mañana mejor: así el metabolismo se activa y se mantiene durante horas.

Reducir barriguita te puede devolver salud: La grasa que se acumula ahí está “viva” y provoca inflamación, lo que puede dañar todos los tejidos. Si pierdes un poco recuperas salud (los estudios lo avalan). Una buena forma de eliminarla es hacer la “silla del capitán”. Siéntate en una silla con reposabrazos y sujétate a ellos. Presiona la espalda contra el respaldo y contrae los abdominales. Al mismo tiempo, levanta las piernas poco a poco hasta acercarlas a tu pecho y bájalas de nuevo.

Cuida tu espalda: Es una de las zonas que más acusa las tensiones acumuladas a lo largo de los años y, por ello, suele causar molestias si no se pone remedio. Un ejercicio eficaz y sencillo para cuidar esta zona consiste en ponerse a cuatro patas e imitar el movimiento que hace un gato, arqueando la espalda y escondiendo un poco la cabeza entre los hombros.

Fragmento extraído de: Revista Saber Vivir.

 

En Clínica Riba contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudarte a reducir  y movilizar grasas así como a “aprehender” posturas saludables y fortalecer la musculatura para sentirte y lucir más joven.
La técnica de RPG (Reeducación Postural Global) puede solucionar cualquier problema asociado a malos hábitos posturales ya sea por consecuencia de una lesión antigua o por causas emocionales (ej: caminar encorvado, con la cabeza gacha, etc…).

 

Si necesitas más información puedes solicitar una visita gratuita y sin compromiso, estaremos encantados de atenderte.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *